Wisdom of Life

“Servicio social a la naturaleza”

Proyecto de vinculación agroecológica de Servicio Social IMDEC – Instituto de Ciencias

Texto y fotos: Víctor Ibarra

Bajo el sol abrasador de las tres de la tarde y con la barranca de Huentitán en el horizonte, María Ángela, Ernesto, María José, Balbina y otros 20 jóvenes preparatorianos, con pala, azadón y pico en mano y mucha energía realizan labores de preparación de un terreno como parte del proyecto de vinculación agroecológica entre IMDEC y el Instituto de Ciencias.
Las risas de las y los adolescentes hacen eco en las montañas. Esta tarde ellos tienen cita con la naturaleza, de ver lo que les ofrece y viceversa. El viento golpea el rostro de los jóvenes y alivia por un momento el calor. “Estoy muy feliz porque estamos ayudando al medio ambiente. Sí es trabajo duro, pero sabemos que es algo que dará frutos. Es el aprendizaje que he tenido”, comenta Ernesto Sánchez, alumno de primer año de preparatoria del Ciencias, quien ha estado realizando su Servicio Social en IMDEC durante este ciclo escolar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por su parte, María Ángela dice: “Me gusta esta experiencia, estar entre amigos, estar en la naturaleza, y aquí nos damos cuenta que estamos en una situación muy mala en cuanto a ecología, que podemos y debemos cambiar con acciones, no sólo para nosotros, sino en beneficio de la comunidad. Para hacer conciencia”.
Claudio Figueroa, de IMDEC, coordinador del proyecto de vinculación agroecológica de Servicio Social con el Instituto de Ciencias, explica que desde el mes de septiembre los jóvenes están colaborando cada miércoles por tres horas para la preparación del terreno en sus diferentes fases de cara al Proyecto de Agroecología en el Centro para la Educación y Diálogo de Saberes “Carlos Núñez Hurtado” (CEDE/IMDEC), donde se puedan estar trabajando diferentes maneras de producción sostenible y desarrollar otros tipos de economías, así como vincular todo este trabajo económico productivo en la parte de la oferta educativa y formativa del IMDEC, que ha contado para ello con la colaboración del Instituto Omatl.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 “Estamos muy contentos con IMDEC porque ha mostrado mucha disposición, entusiasmo y atención con nuestros alumnos. Los objetivos que nos plantearon en el proyecto agroecológico coinciden con el objetivo del Servicio Social en el Ciencias es que el alumno tenga un encuentro con una realidad distinta a la que vive diariamente, y que a partir de esa experiencia el alumno reflexione sobre esa realidad, y que en un futuro cercano o lejano, lo lleve a una acción comunitaria. No sabemos si va a ser al día siguiente, en un mes o a quince años. Pero la semilla ahí está”, dice Lupita Jáuregui, maestra del Instituto de Ciencias, quien acompaña en este proceso a los jóvenes, que son parte de las llamadas Experiencias de Formación Social.
Más de 100 jóvenes del Ciencias han realizado a lo largo del año escolar su labor de Servicio Social en este lugar, divididos en cuatro módulos de 9 semanas cada uno en grupos de aproximadamente 25 alumnos, donde además cada día existen espacios de reflexión sobre lo trabajado y de información. “Hemos aprendido mucho de los agrosistemas. Cómo el ser humano, a lo largo de los años ha ido evolucionando, y cómo en la época actual los agrosistemas son más químicos que nada, y lo que mucha gente se come está lleno de puros químicos, alimentos cancerígenos”, especifica Balbina, alumna del Ciencias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Esta experiencia les aporta a ellos conocimiento de conocer en qué están trabajando las organizaciones sociales, no sólo en la parte ambiental, sino también en la parte política y social. Los jóvenes van conociendo el trabajo que está desarrollando el IMDEC en cuanto a los temas de defensa del Territorio, problemáticas con el agua, principalmente, pero también en la gestión del uso de suelo. Amplía el horizonte a los chicos de vincularse de otra manera a procesos sociales que no están visibles comúnmente. Para nosotros el aporte de ellos para IMDEC ha sido muy importante, porque han podido ir haciendo obras que nos llevaría muchísimo más tiempo haciéndolo solos”, señala Claudio Figueroa.
Una vez que tengan en funcionamiento el sistema de producción, IMDEC invitará a estos jóvenes que están participando en distintos momentos “para que vean un poco la conclusión o los frutos del trabajo que ellos comenzaron”. La alumna María José finaliza: “Aunque no parezca que ayudas a muchas personas, sí cambia mucho, porque si cada uno pone su granito de arena, entre todos hacemos un cambio enorme. Y sí está padre en realidad, que tengamos la oportunidad de ayudar a hacer un cambio”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una Respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos son marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Categorías

Archivos de Blog

© 2013 IMDEC | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo media+