Wisdom of Life

Declaración de la cuarta reunión global de la Alianza contra la Desigualdad

Compartimos la
Declaración de la cuarta reunión global de la Alianza contra la Desigualdad – Fight Inequality Alliance, celebrada el 26 y 27 de Junio de 2018 en São Paulo, Brasil.
La Fight Inequality Alliance (FIA), donde IMDEC ha participa, se define como “un grupo, que está creciendo, de organizaciones sin fines de lucro nacionales e internacionales, defensores/as de derechos humanos, grupos que defienden los derechos de las mujeres, grupos ambientalistas, organizaciones basadas en la fe, sindicatos, movimientos sociales y otras organizaciones de la sociedad civil que se han unido para luchar contra la crisis creciente causada por la desigualdad. Se está construyendo un movimiento global para contrarrestar la excesiva concentración de poder y riqueza en las manos de una pequeña élite y conseguir un mundo más justo, equitativo y sostenible”. Acá se puede consultar más información sobre la FIA: https://www.fightinequality.org/about.html
A continuación presentamos el texto de esta declaración

Organizadoras, activistas, músicos, poetas y líderes comunitarias de Brasil, Dinamarca, Ghana, Indonesia, Kenia, México, Filipinas, Sudáfrica, Tailandia, el Reino Unido, Estados Unidos, Zambia y Zimbabue nos hemos reunido en la Escuela Nacional Florestan Fernandes de Brasil para dos días de intercambio de experiencias y planeación para luchar contra la desigualdad desde lo local hasta lo global.
Nuestras luchas colectivas se construyen a partir de la gran diversidad y experiencia de sujetos que combaten la desigualdad en sus propios contextos, incluyendo la resistencia a la privatización de servicios públicos, la defensa de los derechos de mujeres y niñas, el enfrentamiento al poder de las corporaciones, el reclamo por la justicia fiscal, las exigencias por justicia climática, la demanda de salarios mínimos que aseguren una vida digna, la defensa de la tierra y el territorio, y muchas, muchas otras.
Ésta ha sido la cuarta reunión global convocada por la Alianza contra la Desigualdad (Fight Inequality Alliance), una creciente coalición global comprometida con poner fin a las enormes disparidades de poder, privilegio, oportunidad, riqueza, acceso y control de los recursos y estatus social que priva a miles de millones de personas en todo el mundo  de las condiciones necesarias para la dignidad, la justicia social y la auto-determinación. Nuestra alianza se expande confome más movimientos sociales y grupos de la sociedad civil se integran y conforman alianzas nacionales en cada vez más países.
Ésta ha sido la primera reunión global de la Alianza en Ámerica Latina, tras reuniones previas celebradas en África, Asia y Europa. En ella, aprendimos de movimientos sociales aliados en Brasil sobre sus luchas de cara a la crisis actual que se vive en el país, por los retrocesos en las conquistas logradas en contra de la desigualdad en años anteriores. Valoramos profundamente las enseñanzas y el espíritu del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en Brasil y su contribución a la justicia social.
En solidaridad con nuestras aliadas brasileñas, apoyamos su lucha para revocar el congelameinto en el gasto social durante 20 años, que ha sido introducido por el actual gobierno de Brasil. Apoyamos también a nuestras aliadas en sus demandas por una reforma fiscal progresiva, que permitiría que los muy ricos pagaran una proporcion justa por sus ingresos, y los pobres pagaran menos de lo que actualmente pagan. Reafirmamos nuestra demanda para que los gobiernos actúen para reducir la desigualdad, a través de políticas redistributivas en el acceso y control del poder económico y social, bajo una perspectiva feminista.
Durante nuestra reunión, compartimos aspectos específicos de nuestros diversos contextos nacionales afectados por las desigualdades, así como la necesidad de atender las desigualdades entre naciones y al interior de ellas. Un análisis de lo regional a lo global nos ha llevado a identificar estructuras comunes y sistemas que producen y sostienen una injusta distribución de riqueza, poder y oportunidades. Afirmamos que la construcción de nuestra alianza global, firmemente enraizada de lo nacional a lo regional y con liderazgos de base, es necesaria para transformar dichas estructuras. Adicionalmente, la interseccionalidad de las desigualdades demanda una acción estrechamente conectada y coordinada para alcanzar un mayor impacto; y que compartir nuestros conocimientos y recursos, además de nuestros talentos individuales es indispensable para realizar la visión de nuestra alianza.
Discutimos tendencias actuales y peligrosas que están profundizando la crisis de desigualdad en el mundo. Afirmamos que la desigualdad afecta gravemente a nuestro planeta y a nuestros entornos locales. Reconocimos también que vivir dentro de esta crisisde desigualdad afecta nuestros cuerpos, nuestras mentes y nuestras almas en formas que apenas estamos comenzando a entender, y ésto se convierte en un elemento crítico para nuestra lucha. Reconocimos la necesidad y urgencia de una política de inmigración basada en la solidaridad para las personas más afectadas por las desigualdades de género, raza, clase, étnicas y políticas.
Profundizamos nuestro compromiso colectivo sobre la forma de llevar a cabo nuestra lucha mediante:
  • El reconocimiento de que los movimientos sociales, las mujeres y las juventudes están al frente de nuestro movimiento, y que serán sostenidos a través de la ciudadanía activa.
  • El compromiso por promover que se escuchen las voces de las personas más afectadas por las desigualdades, cada vez con más fuerza, sin pretender hablar por ellas y ellos.
  • El fomento activo del liderazgo y participación de jóvenes en el movimiento.
  • La adopción de una agenda feminista para romper el ciclo de desigualdades socioeconómicas.
  • La movilización del poder popular utilizando sus propios términos y comprensión de las desigualdades.
  • El reconocimiento y empoderamiento de las artes, historias, humor y creatividad populares en esta lucha.
  • El incremento en las capacidades de la Alianza para favorecer una mayor cooperación y acción colectiva.
Reconocemos la necesidad de seguir uniéndonos en acción colectiva para enfrentar el poder del 1%. Nos comprometemos a movilizarnos para combatir las políticas y prácticas de las instituciones financieras internacionales que alimentan las desigualdades, durante su próxima reunión de Bali en octubre del 2018. Tomaremos el liderazgo en esta lucha a paritr de los movimientos en Indonesia y aprovecharemos la oportunidad de articular alternativas desde las bases para enfrentar el disfuncional sistema actual.
Finalmente, hacemos un llamado a la acción emblemática en barrios y áreas marginadas durante nuestra Semana global de acción en enero del 2019. Nos comprometemos a constrir sobre lo logrado en la semana de acción del pasado enero del 2018, para hacer del próximo año una acción aún más icónica, capturando la atención mediática y social en todo el mundo, posibilitando con ello la construcción de alianzas nacionales más potentes contra la desigualdad.

 

Descargar

Deja una Respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos son marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Categorías

  • Acción Urgente (78)
  • Boletín (2)
  • Campañas (69)
  • Comunicación Popular (48)
  • DD HH (185)
  • Galería Fotos (7)
  • Género (3)
  • La Huizachera (2)
  • Medio Ambiente (235)
  • Metodología (4)
  • Pronunciamientos (71)
  • Sin categoría (29)
  • Video (4)

Archivos de Blog

© 2013 IMDEC | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo media+